Y apareces tú…

https://www.youtube.com/watch?v=G8Dk3k_B3SA "Mil sueños que se escapan mi mundo harto de girar y apareces tú... " Nunca creí en algo tan ambiguo como la coincidencia. Para mí en este universo no existe el azar, la vida se rige por reglas que no admiten casualidades porque todo tiene una función, esa que a veces llamamos destino y... Leer más →

Anuncios

Oigo Voces: Anaísa

https://www.youtube.com/watch?v=weV9iqdHVS4   Amelia era para mí la negra más linda del barrio San Miguel. Es delgada, de formas delicadas pero con la masa repartida perfectamente donde debe estar y el pelo tan rebelde como su misma forma de ser. Sus ojos grandes y negros dan la impresión de ver hasta el interior de las personas... Leer más →

Oigo Voces: Un par de fresas

Constanza es un lugar rico en paisaje natural: las hojas de los pinos y los demás árboles son las más verdes que han podido ver mis negros ojos de isleña y el cielo estrellado es un espectáculo especial, pues ahí en las alturas se puede sentir casi como si se pudiera tocar. Abundan los sembradíos... Leer más →

Oigo voces: La luna de miel

Las campanadas de la iglesia sonaban a deshora para conmemorar la unión de dos seres bajo el manto del matrimonio cristiano. Las palomas del parque desfilaban junto al complejo que acababa de salir por el portal, creando un ambiente cuasi perfecto donde solo se respiraba alegría en los corazones de los presentes. Amelia y Carlos... Leer más →

Oigo Voces: Recreo

Recuerdo la primaria como los mejores años de mi vida, en parte porque las preocupaciones propias de la adultez no me asaltaban y sentía que era dueña del mundo. Mi parte favorita era el recreo, pues era el único lugar donde la maestra no podía controlarme ni apartarme de mis amigos traviesos que se pasaban... Leer más →

Oigo Voces: Guapa

La cordillera central es un lugar casi inexplorado, por miedo más que por voluntad. Solo los intrépidos — o los insensatos — se atreven a perderse en el interior del bosque húmedo donde las historias de muertos y aparecidos pueden encontrarse en cada rama de pino, repitiéndose en cada piedra del camino. Cuentan que una... Leer más →

Oigo Voces: La última parada

Eran las once de la noche y aún no podía encontrar un taxi. Mi auto se había estropeado y estaba interno en el mecánico desde hacía ya dos días, supongo que eso me gano por comprar chatarra usada.  La lluvia era pesada, los goterones se pegaban a los cristales del salón de eventos del que... Leer más →

Oigo Voces: La despedida

Sor Inés era la monja más joven del colegio, también la más alegre y cariñosa. Solía jugar con nosotros a la rueda rueda y servía muchas veces de árbitro en el pañuelito hasta que la campana de recreo marcaba la hora de volver a clases. Los que la tenían como responsable de curso mantenían su... Leer más →

Oigo Voces: La cosa

Poco recuerdo de nuestro viaje familiar a Sabana de la Mar, después de todo no estaba del todo consciente. Tenía ocho o nueve años cuando mi padre decidió llevarnos a su pueblo natal y durante el camino la pasé entre dormida y despierta, recostada del hombre de mi tía que siempre he considerado mi hermana... Leer más →

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: