Yo no quiero ser poeta

siir-nasil-okunur_646x340

.

Yo no quiero ser poeta,
lo que quiero es ser llovizna,
y caer del firmamento
sigilosa y progresiva.

Yo quisiera ser la Luna,
yo quisiera ser estrella
para iluminar por siempre
los sueños de los cometas.

Yo no quiero rezagarme
y empañarme con la niebla,
con el humo de ciudad
y la vida que bosteza.

Yo no quiero encasillarme
para encerrarme en las líneas
de letras entrecruzadas
y diademas y sortijas.

No quiero forzar al dedo
a que imprima siempre versos,
limitar sus creaciones
es privarlo de sus huesos.

Yo no quiero ser poeta,
lo que quiero es ser yo misma.
Si soy yo, seré poeta,
playa y sol, espanto y risa.

Si soy yo, soy lo que quiera,
viento, olas, seré brisa.
Yo no quiero ser poeta,
porque yo soy Poesía

Anuncios

El verdadero amor

o-SELF-LOVE-HEART-facebook

.

Voy a contar una verdad de esas que están escondidas,
olvidadas en un cajón oscuro sellado con cadenas,
con sangre para que los mortales no puedan abrirla
ni divulgar por el mundo su trágica existencia.

Es la verdad sobre el amor nunca dicha,
la única detrás de todo lo que conocías.

El amor no es del corazón el dueño,
el corazón no siente, es un enorme hueco.
Lo que llamas amor, no es más que un espejo,
dopamina pura, una droga para el cuerpo.

Este amor que veneras del odio se alimenta,
su oposición es solo la razón de su existencia.
Y aunque pueda parecer absurda coincidencia
ambos son equivalentes, lo digo con certeza.

El amor que el patriota profesa es xenofobia,
preferir de una raza sobre otra discrimina,
la opresión se fomenta con la avaricia ciega
que el amor al dinero a diario nos muestra.

Te enseñan a amar a un Dios sin nombre, invisible
y a odiar a los infieles que no creen que existe,
porque los preceptos de la fe deben imponerse
delante de razones que parezcan consistentes.

Un Dios que no sabe hacer justicia verdadera,
que tras las nubes se cobija envuelto en seda,
que ve la guerra desde arriba con indiferencia
mientras la sangre inocente corre por la acera.

La ciencia ha alardeado de sus contribuciones
se ha ganado el respeto de poderosos señores,
pero no se merece tratarla de amores
cuando el tiempo le ha dado matices deformes.

El mundo usa el odio como motor energético
para asegurar las tradiciones del tatarabuelo.
Cuando alguien se atreve a pensar diferente
se le llama indecente, se silencia para siempre.

En nombre del amor se cometen atrocidades
de esas que uno piensa solo pasan en el cable.
Obsesivos que inundan de a poco la cárcel,
maridos y esposas que fueron culpables.

Adoptar una ideología es odiar las demás,
Intolerancia no razona, es impulso, nada más.
Defender una causa porque amas su razón
puede ser la perdición de toda una nación.

Si el amor es tan ruin y conlleva desdicha.
¿por qué lo buscamos olvidando que lastima?
¿Qué nos hace abrazar ese sentimiento tibio
de amar a alguien más allá del infinito?

Martes de Letras & Poesía

wp-1465062387346.jpeg

.

Hoy es martes, segundo día de la semana nombrado en honor al dios guerrero Marte. Un día perfecto para enfrentar los miedos y las dudas y para leer Letras & Poesía.

Realmente mi publicación está arriba desde ayer lunes, pero hoy es que he podido sacar tiempo para compartirla. Esta vez he dejado una reflexión sobre ese monstruo que vive dentro nuestro y amenaza cada tanto tiempo en apagar la luz brillante de nuestra voluntad.

Recuerden que si les ha gustado pueden votar por él para nominarlo a Escrito de la semana.

Sigue la música

tesina-di-maturità-la-musica.jpg

.

Era una cálida noche de verano, de esas donde la luna se viste con sus mejores galas  para modelar frente a las cámaras de curiosos desconocidos. La brisa nocturna era apenas perceptible, las personas escaseaban y uno que otro vehículo se aparcaba en una esquina. Yo caminaba entre las cajelluelas de la zona colonial alumbradas por esas lámparas de luz naranja que dan la impresión de que estás bajo un hechizo de brujas, coloreando todo de forma diferente solo por diversión.

De repente, a mis oídos llegó un sondo particular, distinto al que estaba acostumbrado a escuchar por esos lugares: un hilillo de música orquestal que me inspiró a correr tras ella. Me desvié de mi destino y me encontré casi trotando, mirando a los balcones, husmeando en las ventanas entreabiertas de las pequeñas casas, tan parecidas, hasta que llegué al lugar donde se originaba.

Era una casa con ventanas grandes y puerta de madera muy sobria, que recordaba a los tiempos de la antigua colonia, no tenía grandes adornos ni balcones o galerías. Era sencillamente una de esas viviendas pegada a la pared, que coincidía en espacio con su vecina, de la que solo se diferenciaba en el color y los hierros que revestían la puerta y las ventanas.

La puerta estaba abierta y dibujaba un pasillo en su interior de color blanco mate que reflejaba la sombra de los muebles cercanos. En ese momento no escuchaba más que el lloro de unos violines sincronizados por unos acordes en el piano, un contrabajo medio dormido y una flauta nostálgica. Me envolvía la magia de la sinfónica que no reconocí: ella junto con el mágico ambiente y la romántica luna hicieron que los minutos que pasé anonadado frente al portal fueran los más exquisitos de la noche.

Entonces se asomó un anciano con un gorro de alas anchas. Vestía de blanco completamente y tarareaba la melodía de la canción que se empeñaba en embelesarme. Depositó frente a la puerta la silla que tenía en las manos, del bolsillo sacó un habano rechoncho, lo prendió y se sentó mirándome de frente con la mirada fija en mis pupilas como si tratara de descifrar alguna cosa sobre mí sin que yo pudiera decirla.

Sonreí por instinto al tiempo que él exhalaba la primera bocanada del cigarro. Alargó su mano derecha y me hizo señas para que me acercara,. Yo di unos pasos hacia adelante y por alguna razón comencé a sentir que mi temperatura corporal subía, mi respiración se volvía pesada y mi piel se erizaba de golpe. Quedé a unos pasos de su asiento cuando le saludé y elogié su música.

Él me invitó a sentarme cerca y compartir la noche que acababa de ascender, pero mis pies ya no cedían más estaban anclados al piso. Hablamos entonces desde lejos sobre la vida, las mujeres y los amores mientras la música entumecía cada vez más mis sentidos. Sentí que mis ojos se cerraban y que mi lengua soltaba al aire palabras incomprensibles que ni yo mismo podía descifrar, mi cerebro se sentía alcoholizado, confundido y no daba crédito a lo que veía.

La noche se volvió roja, del hombre solo quedó una silueta y todo lo que me rodeaba había desaparecido. La música sonaba cada vez más inquietante, más absorbente, con el canto del violín sobresaliendo sobre los demás instrumentos, cortando el viento, las horas, el tiempo. Mis oídos ya no distinguían nada más, no querían escuchar nada más que no fuera esa mística armonía que parecía provenir de todas partes a la vez.

Caí al suelo y me quedé tumbado sin poder moverme, el anciano se aceró y dijo “¿Listo para irte ya? La sinfonía casi acaba y el final está escrito” . Acto seguido tomó su mano y levantó mi cuerpo, lo puso sobre sus hombros y me llevó medio dormido a la puerta del destino, a ese lugar donde a cada quien nos espera lo desconocido, que muchos han querido describir como cielo o infierno, pero nadie ha podido verlo y regresar para contar lo vivido…

 

De las primeras veces y otros fantasmas

a4794cbfe048505d9645339738a8ddc7

.

La primera vez que se cayó una muela, ¿qué sentiste? ¿Acaso no pasó por tu cabeza que te quedarías sin dientes de una sentada? Antes que alguien te hablara del ratón o del hada que se lleva tu dentadura de leche y te deja dinero, antes que alguien te dijera que es parte de crecer, seguro te llevaste un susto de muerte.

Ni hablar de cuando te dijeron que existía el Coco. Te quedaste arropado de pies a cabeza toda la noche y no te atrevías a ver bajo tu cama porque creías que de verdad él vendría por ti, pero como no apareció esa noche ni las siguientes. Poco a poco dejaste de pensar en él como una amenaza seria y te volviste adulto sabiendo que no podría atraparte, sin embargo, aún no puedes acercarte debajo de tu lecho sin sentir un ligero pavor.

Y es que las primeras veces son así: hacen que nuestro sistema se paralice y no podamos pensar, que el miedo se nos suba por la espalda y nos zampe por detrás porque la incertidumbre y las dudas no dejan espacio para la razón humana. Es un hecho que no saber cómo reaccionar es lo que nos pone nerviosos, algo que será constante durante toda la vida porque cada primera vez de todo es un hecho histórico

¿Cuántas veces imaginaste que iba a ser tu primera salida a una discoteca? Pensabas en las luces, en los chicos o chicas que te estarán esperando y te mirarían justo al entrar, en lo fácil que podría ser invitar a alguien a bailar y que saldrías coronando la noche con un buen polvo o con el amor de tu vida agarrados de las manos. me imagino tu cara de decepción cuando saliste igual de soltero que como entraste.

Mentras se va creciendo y las experiencias de los demás se van colando en nuestro diario vivir, nos imaginamos cómo reaccionaríamos si nos tocara estar en su lugar, nos mentalizamos para cada momento venidero inútilmente porque a la hora de la verdad nada resulta como esperamos, las situaciones se vuelcan y la vida nos golpea la cara para que nuestros ojos se abran ahora en otra dirección.

Nadie cuenta las segundas, a menos que sea algo demasiado relevante, como las segundas venidas por ejemplo, pero en general el protagonismo se lo lleva la prima impresión, el primer error, el primer amor. Debo decir que tenemos un entrañable gusto por los catástrofes, pues precisamente todo lo que llega sin referencia previa termina en caos, un caos deliciosamente hermoso.

Todas las memorias se basan en la primera vez, las demás se vuelven comparaciones del parámetro inicial, que nos marca de por vida. El dolor es casi siempre parte inseparable de esos momentos, sobre todo si eres mujer, pues la naturaleza ha reservado para ti las experiencias más incómodas para que puedas seguir poblando el mundo. La menarquia, la pérdida de la virginidad y el parto primerizo son las situaciones que resultan más dolorosas y sin embargo son tan necesarias para el desarrollo femenino.

¿Por qué será que damos tanta importancia a lo primero que nos llega? Después de todo cada momento vivido tiene su propia magia, hay algunas experiencias luminosas que se tienen que vivir una segunda vez para que realmente podamos apreciarlas, por eso hay que abrir lo ojos y el corazón lo suficiente para encontrar cada vez, en cada paraje una experiencia inolvidable para que toda ocasión sea mágica.

Emma

53081ea971b7cc7cbb8a1dddad3a678e

.

Siento que hay algo mal con Emma. Tiene 20 años y aún se viste con jeans, tenis y camisa como cuando tenía 13 . No se pone ni muerta un vestido para salir y detesta usar zapatos de tacón, a menos que sea algo realmente importante como una boda o algo parecido.

Tampoco le gusta maquillarse, y las pocas veces que lo hace se coloca solo el foundation, lápiz de ojos y un pintalabios rosa que le regalé hace algunos años. Me preocupa que nunca quiera hacer las cosas que hacen las chicas de su edad como ir al centro comercial, tener citas con chicos o ver los concursos de belleza que pasan por televisión. Apenas va al salón y es para mantener su pelo recortado al estilo “Bob”.  

Ella prefiere salir con sus amigos al karaoke, a comer pizza y beber cerveza, o jugar videojuegos, quedarse hasta tarde entrenando taekwondo o leer libros de detectives y de terror, encerrada en su habitación. Nunca le he conocido muchas amigas, las pocas que tienen son parecidas a ella.

Siempre me ha preocupado que se haya desviado de los principios que le he enseñado y haya adoptado la nueva ideología de este siglo donde todo está permitido y todo se ve bien. Eso me hace sentir un poco culpable, pues ciertamente no estuve lo suficientemente atenta en la etapa de su adolescencia. Es muy duro cuando vives sola con una niña y debes encargarte de todo.

Una vez encontré un condón abierto en su cuarto. Me tranquilizó mucho, aunque tuve que poner cara de ofendida y comenzar “la conversación”. Sin embargo nunca me dijo quién estaba con ella ni cómo entró a la casa y por más que busqué no logré encontrar al intruso aquel que me estaba robando la inocencia de mi hija.

Su mejor amigo Victor,  nunca quiso decirme, él siempre evade los temas importantes sobre ella.  Hace un par de días estaba tan desesperada que le pregunté si notaba algo raro en Emma y me dijo: “ella está como siempre, no hay nada diferente”. No he dejado de preguntarme qué puede significar eso.

Ayer la vi frente a la casa, llegó con una chica que yo nunca había visto.  Tenía el pelo largo y suelto y lucía una falda de jean y una blusa con escote Las dos se abrazaron para despedirse y se tocaron la cara con las manos… En ese momento Emma miró a la casa y se puso seria, le quitó las manos de las mejillas y le sonrió.

Por mi cabeza están pasando miles de cosas, cosas que no quiero imaginar, pero me da miedo preguntarle de frente y que mis sospechas sean confirmadas…

Mientras una madre se pierde en juicios y pensamientos astrales Emma está en casa de Victor encerrada en su habitación con la excusa de que juegan una partida de Smash. Los dos están en la cama abrazados semidesnudos respirando muy cerca el aire, calentando tranquilamente sus corazones repletos de amor.

El poder de las palabras

conversation-1.jpg

.

Las  palabras son poderosas porque pueden mover las almas dormidas. Ellas nos inducen a la acción, nos invitan ser sus secuaces y combatir en una discusión recién formada, impulsando la opinión libre y sin censura, sin importar las consecuencias a las que debe abstenerse quien las ha creado con sus labios.

Ellas pueden llevarnos a un mundo de fantasía donde todo es posible o estrellarnos en la más cruda realidad. Todo dependerá de si gustan del uso de metáforas juguetonas o prefieren presentar el paisaje tal cual, sin maquillaje ni rodeos, tejiendo historias de vidas ajenas, propias, presentes y pasadas sin ningún tipo de miramientos ni contención particular.

Ellas pueden sensibilizarnos o volvernos fríos, duros como piedra, según el modo en que fueron digeridas, pues su significado se enreda con la connotación sentimental y cultural de quien las recibe.

Nos hemos vuelto dependientes de ellas, del ritmo contagioso que les da cada acento y no prestamos atención a las señales de una simple mirada pícara, de una sonrisa de medio lado, o el movimiento coqueto de caderas en la pista de baile que solo busca enamorar. Nuestro mundo se ha construido bajo sus pilares, aunque no todos sean de verdad.

Hay quienes no se dan cuenta de lo peligroso que puede llegar a ser elaborar un mensaje claro y coherente para enviarlo a la masa. Se olvidan que ellos han reclutado más guerreros que cualquier recompensa, que han convencido a las mejores personas de hacer algo malo y a los malvados de cambiar por una vez su forma de pensar.

Claro, que su efecto muchas veces no es inmediato, se necesita repetir el mismo discurso constantemente para que el receptor lo crea como bueno y válido. Ahí ha radicado el éxito de las religiones y de las ideologías que se han forjado desde el principio de los tiempos, ahí precisamente es que se encuentra la fuente de poder de los gobiernos, y de los medios de comunicación actuales, que hacen de la palabra un arma cada vez que necesitan ejercer algún tipo de control.

Con una frase puedes salvar una vida, con una puedes condenarla a mil años de oscuridad porque destruir y construir mundos es obra de las palabras, pero ellas no tienen conciencia, no tienen corazón. La responsabilidad queda sobre los humanos que debemos decidir cómo emplearlas, para bien o para mal.

Hola de nuevo

Sexy blond girl sitting on a luxury sofa

.

Hola de nuevo, un saludo cálido a todos ustedes amigos lectores.

No imaginé que mi relato Alcohol, prosa y poesía les había gustado tanto, precisamnete por eso estoy muy contento de ello. Ahora lo han nominado a Escrito del mes en Letras & Poesía y sé que es todo gracias a todos los que leyeron, le dieron like y votaron la vez pasada.

Si aún les sigue gustando, pueden regalarme su voto, pero antes deben leer los demás nominados porque la competencia va reñida con tantas mentes brillantes que andan sueltas.

También aprovecho para comentarles otro pequeño logro… Mi relato fue nominado finalista en el III Certámen de Microrelato y Poesía “Tiempo muerto” y se incluyó en el libro copilatorio. Con esto van tres certámenes en que mi nombre queda en un libro, aquí les dejo los enlaces:

  1. III Certámen de Microrelato y Poesía “Tiempo Muerto”.
  2. III Certámen de Microrelato y Poesía “San Isidro Labrador”.
  3. II Concurso Internacional de Aforismos

No me gustas…

1ed22bb89bd146bad4c1b8a5311da88e--interracial-marriage-interracial-love

.

— No me gustan tus labios, son muy delgados. Aunque no puedo dejar de mirarlos cuando te los pintas de rojo… Es quizá esa gracia con la que los mueves al hablar o simplemente que el color es impactante.

— Es lo mismo que pasa con tu barriga. No me gusta, pero es imposible no mirarla.

— ¿No te gustan los gorditos?

— No me gusta que me aplasten.

— No pienso caerte encima, tengo suficiente aguante, ¿sabes?.

Un bar ruidoso, dos almas conocidas que se encuentran una noche por casualidad. Un trago, dos tragos, otro más y muchas ganas de hablar.

-— No me gusta cómo me miras. Es como si quisieras desmembrarme, incluso cuando estamos delante de la gente, ¿qué no puedes al menos disimular?.

— Es lo que quiero a veces, ¿sabes? Destruirte de a poquito para volver a juntar tus piezas y follarte como un animal hasta que me ruegues que pare.

— Lo último puede resolverse, si me dices cuándo y dónde.

— ¿Hoy y ahora?

— No, no hay suficiente alcohol de por medio.

— Porque soy gordito ¿verdad?

— Y un poco idiota además…

La música suena con más calma, las luces rojas y azules convergen mientras el humo insípido de los cigarrillos electrónicos hace sentir, nublando la escasa visión del local y dando ese toque de apariencia misteriosa a la velada.

— No me gusta tu pelo lacio, se ve mas hermoso cuando dejas los rizos al aire. Te hace ver exótica.

— ¿De qué hablas? Pero si en este país casi todos somos negros. Seria “exótica” si mi pelo fuera diferente a los demás.

— En general, las negras no son mi tipo así que para mi sería exótico enredarme en tu pelo…

— Otro mestizo con complejo de blanco. ¡Despierta niño que esa nariz ñata no es española! De hecho es hasta mas grande que la mía.

Un par de tragos más y los sonidos se confunden con el gorjeo retorcido de las otras mesas. La tensión se centra por fin en las miradas, en los gestos y las disimuladas insinuaciones escondidas en las sonrisas. Ahora solo importan dos personas, dos mundos que quieren colisionar.

-— ¿Ves ahí?, el tipo que te gusta ni te ha mirado. Aparentemente tu encanto de negra no sirve de mucho…

— Nunca dije que lo tuviera.

— En verdad no, y menos con la pinta de tomboy que sales a veces. Hoy, con ese vestido casi ni te reconozco.

— ¿Me confundiste con un hombre aquella vez?

— Tus senos son muy grandes como para confundrte con un hombre.

— ¿Y te gustan así de grandes?

— Sí… i really like them. I wish i could touch them, i mean, touch you…

— ¿Y el inglés tan de repente? ¿Ya estás borracho?

— No. Can we just run away? Siento que necesito estar en otro sitio contigo.

— La noche aún es joven y yo no quiero irme. Justo ahora empezaron a poner música decente.

Kiss me.

— ¿Qué?

Kiss me.

— Pero tú…

— Shhhh, no arruines la magia y bésame tonta…

Era casi una escena surreal: Él sostenía sus mejillas entre las manos y ella, entre sorprendida y complacida cerraba los ojos mientras se dejaba llevar por el dulce sabor de los besos improvisados, guiados por las gotitas de vodka y deseo que se mezclan en las noches donde las estrellas parecen jugar al azar.

Lunes de Letras & Poesía

tumblr_static_tumblr_static_3dztghn0rwu8gwgwkg8gkcwo4_640

.

Hoy es lunes, día de pasearse otra vez a leer en Letras & Poesía.

La historia de hoy es una continuación de la anterior, donde el agua llenaba el vacío pozo de la ausencia y la soledad, sin embargo, la ruleta de la vida no es estática, todo puede cambiar en un instante…

Aquí les dejo el link de Cae la lluvia II, recuerden que pueden votar por mi escrito si les ha gustado para que se nominado como escrito de la semana.

Feliz noche